Home Negociar la deuda de tu ...

Negociar la deuda de tu tarjeta de crédito: 5 consejos que te ayudarán

Comprende por dónde empezar y cuál es la mejor manera de lidiar con las cuotas atrasadas que se han salido de tu control.

Una joven subida a caballo de otra persona se ve de espalda; usa jeans y un saco morado.

La tarjeta de crédito es un recurso increíble, pero, como sugiere el código de valores del Hombre Araña, “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Según datos de la Superintendencia Financiera de Colombia, a fines de 2020, entre las alrededor de 14.6 millones de tarjetas de crédito activas en el país, había $2.4 billones de pesos en mora. Eso significa que es fácil perder el control si las cuotas están vencidas. Cuando esto sucede, surgen preguntas como: “¿Qué hacer?”, “¿Por dónde empezar?”, “¿Puede negociar la deuda de la tarjeta de crédito?”

Mantén la calma, enfrenta el problema que tienes delante de ti y, sí, debes saber que es posible negociar este tipo de deuda.

Además de la negociación directa con la institución, tu banco, fintech o proveedor de crédito, también es posible tomar algunas medidas legales, según la situación.

Vale la pena recordar que es necesario que lleves un buen control financiero, pero si ya estás en mora y tienes dificultades para pagar las cuotas, hemos preparado cinco consejos sobre cómo negociar la deuda de la tarjeta de crédito:

  1. Empieza por analizar tus cuentas para averiguar la causa de la deuda;
  2. Comprende cómo funciona la negociación de deudas;
  3. Ponte en contacto con la institución para negociar;
  4. Conoce lo que la institución no puede hacer;
  5. Pide ayuda a expertos, si acaso no puedes negociar.

Te explicamos cada uno de ellos a continuación.

1. Antes de negociar una deuda, revisa tus cuentas para averiguar la causa

La morosidad es mala para todos: para el cliente, para el banco y para el operador de la tarjeta. Si estás endeudado, el primer paso será mantener la calma. Es fácil entrar en pánico por la cantidad adeudada en tasas de interés, más las siglas inentendibles asociadas a ellas, y entender las leyes vinculadas a los diversos servicios de crédito.

Enfrentar la deuda es el primer paso para deshacerte de ella.

Quienes estén endeudados deben tener claro lo que está pasando con la tarjeta antes de buscar cualquier tipo de negociación con la entidad financiera:

  • Pasa el peine fino a la factura y ve exactamente cuándo ocurrió el descuido o la falta de control;
  • Analiza tu saldo pendiente: separa los montos de las compras que realizaste de las tasas de interés y los cargos en la tarjeta.
  • Comprender el origen de la deuda es importante para decidir cuál es la mejor manera de intentar pagarla, además de ser una excelente manera de evitar que el mismo problema vuelva a ocurrir en el futuro.

Una de las soluciones más comunes para quienes están endeudados, por ejemplo, es la denominada amortización, el pago a plazos de la deuda más intereses. Pero solo es posible si puedes pagar las cuotas. Por tanto, es fundamental comprender la magnitud del problema.

Otra ventaja de la planificación es poder pagar grandes cantidades de deuda a la vez, usando, por ejemplo, la prima que se paga en junio y diciembre para los salarios nominales.

2. Comprender el proceso para negociar la deuda de tarjetas de crédito

Okay. Ahora que sabes a dónde ocurrió el desfase de tus gastos, es hora de ir a la institución financiera para encontrar una solución. Pero, primero, es bueno entender cómo va a ser esa conversación.

La conversación será sobre intereses

El interés es la forma de remuneración de las instituciones financieras por el servicio crediticio ofrecido a los clientes.

Cuando no pagas tu factura en su totalidad, la institución comienza a cobrar intereses atrasados. Otra tarifa alta es la tarifa renovable, cuando el cliente paga solo una parte de la factura y deja el resto “corriendo” hasta el mes siguiente. 

El objetivo del cliente en la negociación es no tener que pagar más cargos por demora y obtener mejores tarifas.

Las opciones que ofrece el banco u operador al momento de renegociar incluirán algún tipo de tasa de interés; sin embargo, éstas deben ser informadas de manera clara y transparente. De lo contrario, todas las entidades financieras deben tener un Defensor del Consumidor Financiero (similar a un ombudsman). Esta función es externa e independiente y los clientes pueden optar por presentar quejas al servicio de atención al cliente de la entidad financiera o directamente al Defensor.

Asimismo, los clientes de entidades financieras pueden presentar reclamos directamente a la Superintendencia Financiera de Colombia.

El cliente tendrá algunas opciones

Para comprender cómo negociar las deudas de tarjetas de crédito, es muy importante conocer las opciones disponibles. Hay varias formas de intentar saldar una deuda, pero universalmente las dos más comunes son:

  • Amortización: no es más que diferir el pago de la deuda en la propia tarjeta a varias cuotas. En este caso, es necesario definir con la entidad el número de cuotas, el pago mínimo y el interés que pagará el cliente en un período definido.
  • Préstamo: en este caso, el cliente toma dinero prestado de la institución (generalmente el banco), liquida la deuda de la tarjeta y se queda con la deuda del préstamo. Las propias instituciones suelen ofrecer diferentes tipos de préstamos personales.

En Colombia, un banco puede ofrecerle a un cliente endeudado una tasa de interés más baja o un mayor número de cuotas para saldar su deuda bajo la condición de que se convierta en su cliente, lo que se denomina “compra de cartera”. 

En otras palabras, la compra de cartera es una línea de crédito otorgada a cambio de trasladar un saldo pendiente de una institución financiera a otra con mejores condiciones.

Es hora de hacer preguntas

Sin embargo, para saber si un préstamo vale la pena, anota la información sobre tasas de interés, cuotas, formas de renegociación, vencimiento y plazo de amortización de la deuda. En otras palabras: pregunta cuánto costará este préstamo, cuándo comenzarás a pagar y cuáles son las condiciones de pago.

En general, independientemente de la opción ofrecida, el cliente siempre debe tener en cuenta algunos puntos antes de tomar una decisión:

– ¿Qué tarifas se cobrarán por el cálculo de la deuda?

El tipo de tarifa dependerá del tipo de deuda. En general, las tasas más comunes son: crédito de consumo (el cual incluye tarjetas de crédito) e interés proporcional a los días de atraso.

– ¿Cuál es el tipo de cuotas?

Para quienes estén endeudados, por lo general, tener cuotas fijas es una opción más interesante, ya que ayuda a planificar mejor las finanzas. Es decir, ofrece orientación sobre exactamente cuánto deberá apartar por mes para saldar su deuda.

Recuerda antes de decidir si vale la pena un préstamo, piensa en tus gastos mensuales.

¿Cuánto podrás pagar por mes? Ten un plan para tus gastos futuros para no convertir una deuda impagable en una peor. Pequeños gastos en distintas categorías pueden acabar convirtiéndose en una bola de nieve a la hora de pagar el importe de las cuotas mensuales.

3. Busca el operador para negociar la deuda

Las instituciones financieras pueden ofrecer un canal directo para la renegociación de la deuda con los clientes. A esto se le llama negociación extrajudicial, es decir, sin involucrar a la justicia.

Los contactos suelen aparecer en el sitio web o en la aplicación de tarjetas y bancos. En muchos casos ni siquiera es necesario presentarse en persona: basta con llamar al Call Center.

Informa a la institución cuánto puedes pagar realmente por cuota para que se pueda encontrar un consenso más fácilmente.

Antes de cerrar cualquier contrato para saldar la deuda de la tarjeta, recuerda los puntos ya mencionados anteriormente:

  1. Conoce todos los costos involucrados
  2. No contraigas más deudas de las que pueda pagar. Esto incluye tanto el valor de la cuota como las tasas de interés involucradas.
  3. Ten una conversación franca con el operador de la tarjeta o el banco para que ambos puedan llegar al acuerdo que funcione mejor para ambos.

Recuerda que a todos les conviene que la deuda se pague.

¿Qué pasa en caso de acuerdo?

Si tu nombre ha sido incluido en listas negativas de burós de crédito o agencias de protección crediticia, la institución acreedora está obligada a sacarte de allí en la primera cuota, una vez que hayas buscado alternativas para saldar tus deudas.

4. Conoce lo que la institución no puede hacer

El Estatuto del Consumidor (Ley 1480/ 2011) es el conjunto de normas que regula las relaciones entre entre los productores/ proveedores/ expendedores y los consumidores. Es importante saber que entre los derechos consagrados en Colombia está el derecho de representación, por el que los consumidores pueden hacerse representar ante la empresa por organizaciones o voceros debidamente autorizados. 

5. Como último recurso, solicita la revisión del contrato o consulta a expertos.

El arreglo extrajudicial no siempre es posible. Si no puedes encontrar una solución de deuda que funcione para ti, puedes buscar asesoramiento gratuito en la instancia de Protección al Consumidor de la Superintendencia de Industria y Comercio (línea gratuita nacional: 01 8000 910165). También hay entidades financieras que dentro de sí tienen la figura del Defensor del Consumidor Financiero, que puede velar de una forma gratuita y objetiva a favor de tus intereses con la empresa. 

En cualquier caso, la Red Nacional de Protección al Consumidor cuenta con una vasta miríada de organismos que deben atender los reclamos de los usuarios, desde las asociaciones de consumidores locales, las propias alcaldías en todo el país y otras instituciones de gobierno. 

Si la situación es muy grave, puedes consultar con especialistas en finanzas (como contadores o analistas financieros) que te ayuden a organizar tus cuentas y evitar que este tipo de situaciones se repitan.

Resumiendo

Si estás atrasado en tu tarjeta de crédito:

  1. Sabes que hay varias formas de negociar la deuda de la tarjeta de crédito. El primer paso para la negociación y planificación es organizar los montos adeudados.
  2. Luego, infórmate sobre tus derechos y las regulaciones de las tarjetas de crédito.
  3. Busca a la institución financiera para negociar la deuda.

Este contenido es parte de la misión de Nubank de brindar a las personas control sobre sus vidas financieras. ¿Aún no conoces a Nubank? Obtén más información sobre la lista de espera de la tarjeta Nu aquí.

Introduzca su nombre

Quiero recibir la newsletter
  • 3 Tipos De Presupuesto Para Organizar Tu Dinero - Nu Nace En Colombia
    16 de junio de 2021, 3:59 pm
    […] endeudado, por ejemplo, vale la pena dedicar unos meses a destinar una gran parte de tus ingresos a pagar deudas. La categoría de “estilo de vida” puede tener más flexibilidad, […]
  • Cómo Ahorrar Dinero Con La Regla 50-15-35 - Nu Nace En Colombia
    15 de junio de 2021, 4:56 pm
    […] Aquí puedes leer acerca de cómo negociar la deuda de tu tarjeta de crédito. […]
  • Cómo Saber Si Fui Reportado En Centrales De Riesgo - Nu Nace En Colombia
    04 de junio de 2021, 1:49 pm
    […] la tarjeta de crédito, es de sentido común intentar recortar gastos y destinarlos a devolver el dinero adeudado. Hazlo de manera disciplinada todos los meses, hasta que te pongas al […]