Quiero mi tarjeta Nu

Da el primer paso para tener la tarjeta de crédito Nu.

Ingresa tu nombre completo tal como aparece en tu cédula.

Precisamos de su correo electrónico. Escribe una dirección de correo válida.
Precisamos de su correo electrónico. Escribe una dirección de correo válida.
Por favor revisa que tu nombre sea válido. Por favor revisa que tu nombre sea válido.
Por favor revisa que tu primer apellido sea válido. Máximo 19 caracteres.
Tipo de cédula
Por favor ingresa el número de tu cédula. Por favor revisa que tu cédula sea válido.

Por favor ingresa el número de tu celular. Por favor revisa que tu celular sea válido.
Por favor acepta nuestra política de privacidad para continuar.

Home ¿Qué es independencia fi...

¿Qué es independencia financiera y cómo alcanzarla?

El concepto cambia mucho de persona a persona y va más allá de tener tu propio rincón y poder pagar todas las cuentas.

fondo beige con una casa de fondo y una mano saliendo de un hoyo enfrente de la casa con una bandera de signo pesos

¿Recuerdas cuando recibiste tu primer cheque o pago en tu cuenta bancaria? De repente, ese dinero que parecía tener poderes mágicos cayó en tus manos. Te dieron ganas de comprar de todo, de viajar, de comer en ese restaurante que tenías en la mira, de ayudar a la familia. Estos son los primeros pasos que cualquier persona da en su viaje financiero.

Es entonces cuando nacen los primeros sueños y también ocurren las primeras caídas. Pero de ahí a la independencia financiera, ¿cuánto tiempo lleva? ¿Qué significa eso? Para algunos, la independencia puede ser vivir solo, vivir con amigos o seguir viviendo con los padres pero ayudando con las facturas del hogar.

El concepto cambia mucho de persona a persona. A continuación, te contaremos qué es la independencia financiera en sus diversas formas y te daremos algunos consejos sobre cómo llegar allí.

¿Qué es la independencia financiera?

La independencia financiera puede entenderse como el momento en que tus ganancias superan tus gastos mensuales. Para otros, el término puede usarse para definir a quien tiene un presupuesto equilibrado y suficientes inversiones para vivir de los ingresos sin depender de un trabajo. 

En el libro “La psicología financiera”, el escritor Morgan Housel hace una advertencia sobre el viaje financiero de cada uno. Existe la idea de que, para trabajar, la vida financiera debe basarse en decisiones, cálculos y metas racionales. Pero la investigación muestra lo contrario: las principales decisiones financieras se toman a partir de experiencias personales.

Para una persona que haya vivido épocas de inflación alta, su experiencia con el dinero quedará profundamente marcada por esto. La investigación citada en el libro mostró que las personas nacidas en tiempos de alta inflación invierten menos en bonos que aquellos que crecieron en tiempos de baja inflación.

Es por eso que el concepto de independencia financiera es tan individual. Antes de comenzar a desarrollar este concepto, sería importante que primero te preguntes qué significa la independencia para tí.

Para ello, ten en cuenta tus experiencias y prioridades. Hay innumerables historias de personas que no siempre eligieron la independencia, o que aún no lograron experimentar una relación saludable con el dinero.

Establecer objetivos que contemplen tu contexto te ayudará a lograr tus metas. Cuando llegue ese día, celebra mucho, vive tu independencia y, por supuesto, descubre dentro de ti cuáles serán tus nuevas metas.  

La libertad no es la independencia financiera

Tener una vivienda propia es el sueño de millones de colombianos. Pero detrás de este gran objetivo nacional hay algunos factores profundos, como la independencia de tener tu propio rinconcito, claro, pero sobre todo lograr la seguridad económica.

Tal vez hayas escuchado ese debate sobre que es más conveniente alquilar una propiedad que comprarla. Financieramente hablando, puede que a veces sea así, pero esta discusión ignora precisamente el tema de la seguridad financiera.

Para muchas personas, especialmente aquellas que crecieron viendo a su familia hacer malabarismos con las cuentas, el factor psicológico de tener un techo sobre sus cabezas es tan poderoso que ninguna matemática puede superarlo.

La seguridad también es un criterio para medir la salud financiera de alguien. Después de todo, no hay verdadera independencia sin equilibrio en las cuentas.

El bienestar financiero de las y los colombianos

El bienestar financiero de los y las colombianas es un concepto que se mide. Los últimos datos difundidos por la Banca de las Oportunidades indican que dicho índice alcanzó un nivel medio (49,8 en una escala en la que 14 es el nivel más bajo y 95 el más alto).Los datos se basan en una metodología diseñada por la Oficina de Protección Financiera del Consumidor de Estados Unidos y que fue replicada para esta medición.

Para construir este indicador se investigó sobre asuntos cotidianos. El resultado fue:

  • el 22,5% de las personas s encuestadas no podría hacer frente a un gasto imprevisto importante 
  • el 41% cuenta con ingresos que solo le sirven para cubrir gastos de supervivencia.
  • el 41,2% dice estar preocupado o muy preocupado porque el dinero que tiene o que ahorre no le dure.
  • el 40,3% de las y los encuestados dijeron que dar un regalo para una ocasión especial, como un cumpleaños o un matrimonio, representa una enorme carga para sus gastos mensuales.
  • el 54,8% afirmó que está atrasado en algunos pagos comprometidos. 

“El bolsillo de los hogares aún se encuentra bastante golpeado por el constante crecimiento de la inflación”, señaló el informe reciente.

De esta forma, sin una reserva para emergencias, sin estabilidad financiera, sin control de gastos y principalmente sin tranquilidad para planificar el futuro, es muy difícil pensar en la independencia financiera.

¿Y qué es lo que determina el bienestar financiero?

El informe de la Banca de las Oportunidades destaca que las personas entre 18 y 24 años y los hombres alcanzan mayores niveles de bienestar financiero. En cuanto a la escolaridad, el bienestar aumenta para quienes tienen más grados completados, especialmente un título universitario.

A su vez, la manera en que está compuesto el hogar también incide sobre esta dimensión de la inclusión financiera. “Ser la cabeza económica del hogar o tener algún hijo o persona a cargo tiene un impacto negativo sobre esta, resultado que estaría asociado con una mayor carga financiera”, indica el informe.“

La educación financiera es esencial para que las personas tomen mejores decisiones económicas y, por ende, para que la sociedad alcance mayores niveles de bienestar financiero”, dijo Daniela Londoño, jefe de Análisis Económico de Banca de las Oportunidades.

3 consejos para lograr la independencia financiera

Siempre que pienses en el futuro de tu dinero, es importante establecer una meta. Podría ser la compra de una propiedad, el pago de deudas, la jubilación anticipada… La independencia financiera también es un objetivo. Pero, recuerda, primero deberías comprender lo que significa la independencia para tí y cuál sería una forma saludable de lograrlo.

Una vez que eso esté claro, sigue los tres consejos que vienen a continuación para alcanzar cualquier objetivo.

  1. Supervisar las entradas y salidas de efectivo: echa un vistazo cuidadoso a tu presupuesto y considera a lo que puedes renunciar para lograr este objetivo; también ten en cuenta de lo que no puedes prescindir. Por ejemplo: si necesitas un buen Internet para el trabajo, esto debes incluirlo en tu previsión de gastos como algo imprescindible.
  2. Calcula cuánto cuesta ser independiente: una vez que tengas una buena idea de tu flujo de efectivo —lo que ingresa y lo que gastas—, y que hayas calculado qué porción de tus ingresos puedes reservar para tu objetivo, entonces podrás estimar cuánto necesitas para alcanzar tu objetivo. Digamos que la independencia, para ti, significa vivir con amigos compartiendo un apartamento. Por lo que deberás incluir gastos corrientes como alquiler, agua, luz, cuotas de condominio, además de partidas que impactan en el presupuesto como transporte al trabajo y alimentación.
  3. No tomes estos cálculos como un intento de hacerte renunciar a la idea, todo lo contrario: la idea es que puedas alcanzar de forma realista el objetivo de la independencia, y sin que ello te provoque estrés ni te genere gastos inesperados que te lleven a endeudarte. Porque así es como la salud financiera comienza a verse comprometida y la libertad termina.

Este contenido es parte de la misión de Nu para devolver a las personas control sobre sus vidas financieras. 

¿Aún no conoces Nu? Obtén más información sobre nuestro servicio y nuestra tarjeta de crédito sin complicaciones, haz clic en el botón morado de este blog.

Introduzca su nombre

Quiero recibir la newsletter